domingo, 10 de agosto de 2008

no soy


Mírame,

cuando alces tu vista al infinito.

Tócame,
cuando tengas las manos vacías.

Escúchame,
cuando el silencio te invada.

6 comentarios:

Fernando Sarría dijo...

eres la esencia del aire?

sky-walkyria dijo...

hola gran gato
bienvenido
como dice el titulo del post
"no soy"

marpa dijo...

El infinito es la mente despierta,
no tengo manos,
sólo el silencio me habla,
y la espada se transformó
en la no-espada.

Hoy has pasado pero
no has pisado.

La cautela siempre es buena,
al igual que el sigilo.

Tu sí que ERES.

amor y libertad dijo...

sí a todo cuando estés cerca

un beso

ángel dijo...

El silencio no habla, murmura, dice y predice su interior en voz casi inaudible, pero invasiva. Como en este poema trazado con finos rasgos orientales. Un gusto leerte.

Saludos...

caselo dijo...

¿Cómo lo haces? Ya sé, imagino que dirás: "Solo escribo y ya". Pues entonces sin explicaciones simplemente sigue dibujando tu espacio con esos colores maravillosos.

Un abrazo,

Carlos Eduardo