sábado, 11 de abril de 2009

cauce


Un mordisco azul y río
me arrastra hacia el mar.
Clavo mis uñas en las piedras de la orilla,
hasta que el cauce me recuerda
quien soy
y mi destino.



15 comentarios:

Alex dijo...

=)
resistirse a la propia naturaleza es, cuanto menos, una causa perdida.

El búho rojo dijo...

por mucho que queramos, el agua transcurre por la corriente del rio... cada cual es quien es...

Siempre, siempre, sorprendente

Un beso

Janeth dijo...

Hola amiga, asi es la vida como un rio fluye y fluye recordandonos que todo pasa y nada queda

isis de la noche dijo...

...y cuando el cauce nos lo recuerda, nos soltamos y fluimos, fundiéndonos en las aguas de la vida...

un beso

SUSANA dijo...

Los hilos sueltos, esos que tan inteligentemente dejás en cada entrada, me provocan reflejo.

Gracias Amiga, MUCHAS! Por los pensamientos que lográs disparar y también por tus cariñosas palabras en mi blog.

Abrazote Mujer Intensa! Admiro tus formas y fondo.

sky-walkyria dijo...

alex, la naturaleza es una maestra infalible
besos

buho, que tengas mas sorpresas hoy!

janeth, recordando q lo unico permnente es la impermanencia
abrazos

sky-walkyria dijo...

isis, aunque a veces sean turbulentas

gracias susana, mis mejores deseos te llegan

sedemiuqse dijo...

en muy poquito dices tanto....
te quiero
besitos y amor
je

santiago dijo...

el agua arrastra por mucho que clavemos las uñas
Un placer leerte

apocryphus dijo...

las uñas ¿eran de agua?

TORO SALVAJE dijo...

Todos desembocaremos igual.
Resistirse es inútil.

Saludos.

sky-walkyria dijo...

sede, en el silencio, cada palabra vale por mil,
un abrazo cariñoso


santi, si, el rio de la vida siempre empuja hacia adelante, sin preguntar

hombrepez dijo...

YA sabes "nuestras vidas son los ríos...."

Pues eso, déjate fluir.


Abrazo.

runner48 dijo...

que la corriente nos lleva a la gran corriente esa que seimpre acaba en el océano...
bsss

sky-walkyria dijo...

hombre pez, tu sí debes de saber fluir con la corriente...

runner, ser río y mar a la vez, la gran aventura