martes, 9 de noviembre de 2010

historia


Me quedan las hojas secas del otoño
por barrer a la puerta,
sin cesar,
caen y hacen
de cada ráfaga una historia.

2 comentarios:

SUSANA dijo...

Y de verdad, cada una de esas Hojas, tiene una historia, que finalmente se fundirá con la nuestra.

Besos Amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Hojas que nos dicen adiós y caen a nuestros pies.

Besos.