miércoles, 15 de diciembre de 2010

helada


La hierba helada se quiebra bajo mis pies.
A la suave luz de la luna,
el silencio crea su propio templo.


6 comentarios:

òscar dijo...

El silencio es un templo que acostumbramos a visitar demasiado poco.

SUSANA dijo...

Un templo que invita al recogimiento y a la aventura interior.

Besos mi Amiga!

TORO SALVAJE dijo...

El templo del silencio...
Que enigmático.
Atrae.

Besos.

sunny dijo...

si, oscar,
un lugar irresistible
al que nos resistimos,

bon nadal!

sunny dijo...

asi es, susana,
una aventura que no se acaba!

cariños y feliz año

sunny dijo...

enigmático,
pero al alcance de todos, toro...

carinyos i felicitat