miércoles, 12 de enero de 2011

mar

explorando senderos de la Costa Brava


Mi corazón como el agua del mar,
salado, intenso, profundo, bravo.
Frío en el invierno de las emociones,
cálido cuando el verano visita mis días.
Abrazando la piedra de la existencia,
moldeándola, besándola,
haciéndola suya...


3 comentarios:

Javier dijo...

Buen corazón el tuyo.


Saludos.

santi tena dijo...

creo que quiero del todo un corazón que apenas he atisbado

hoy hace sol en madrid, sunny

un beso

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Simplemente bello.

Saludos