martes, 6 de diciembre de 2011

otoño

La soledad del otoño
tiene el dulce aroma del heno.

Vive tus días con intensidad.


8 comentarios:

Lourdes dijo...

¡Me encanta el heno, al avena, la cebada, la alfalfa... ¿Qué cosa mejor nos puede alimentar? ¡¡¡Ninguna!!! Lo tengo comprobado, es mi alimentación diaria y estoy más sana que una pera.

Tanhäuser dijo...

Ese olor que evoca tantas cosas, tantos lugares, tantas vidas...

TORO SALVAJE dijo...

Que bien huele.
Será que no me he fijado?

Carlos dijo...

No será al revés y es el heno el que huele a otoño. :)

Bella foto.

Un beso.

sunny dijo...

me alegro de que lo disfrutes, lourdes,
que tus dias se llenen de luz!

sunny dijo...

asi es, Tan,
un perfume que impregna el inconsciente de paisajes intimos

besos!

sunny dijo...

toro,

resbalar como el agua
sobre las piedras del rio,
como tu lo haces,
es algo más que arte...

besos!!

sunny dijo...

hay diferencia acaso, carlos?

los sentidos y los sentimientos
suelen ir del brazo...

besos!!