domingo, 30 de diciembre de 2012

para siempre


Llega la vida, lentamente,
tan lenta que apenas llega,
se disuelve en la eternidad,
como una sombra desdibujándose,
como un suspiro, sin retorno,
y sin embargo, para siempre.


2 comentarios:

apocryphus dijo...

quién estuviera para recordarla

sky walkyria dijo...

vivamos tan intensamente
que el recuerdo y el presente
sean uno