domingo, 30 de noviembre de 2008

lamento


Ha llamado suavemente a mi puerta.

Cuando he abierto, sé que ha entrado,
pues he notado el aliento frío
y he escuchado un silbido tenue
que parece un lamento.


9 comentarios:

Alternatique dijo...

No hay nada mas fortificante y catárcico que un lamento proveniente del alma.

caselo dijo...

Me trajo un lamento hasta aquí. No, tal vez un rugido. Tampoco: una dulce voz.

Ausencia un tanto prolongada y hoy regreso a tu espacio. Un abrazo

Carlos Eduardo

el escríba dijo...

que guay!! .,,presencias fugaces?
?!

Janeth dijo...

Hola amiga, bonito es saber que las presencias aunque un tanto heladas son bienvenidas, aceptar lo calido y lo frio, humedo, mojado, todo tiene un marabilloso sentimiento.
Besitos
Janeth

sky-walkyria dijo...

alter, asi es, te recuerda quién eres

carlos ed, lo que sea con tal de que me escuches

escriba, intangibles...

janeth, el que llega siempre tiene algo que compartir

santero Delcolmo dijo...

perfumando la entrada

Bacdiras dijo...

Al menos ya sabes quién entró.

Un besillo.

sky-walkyria dijo...

bac, santero,
por la sombra que no dejaba le reconocí

ivana dijo...

que lindo blog amiga, me encanta como escribes, , tengo mucho para leer ahora q entre en vacaciones, te invito a ver el mio www.arteenmi.blogspot.com saluditos