jueves, 6 de octubre de 2011

floresta


Es la verde floresta
la que germina en mi pecho.

No tiene nombre
y sin embargo sí tiene.

Solamente su voz
me enciende
como el fragor de una selva.








2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Esa voz parece mágica.
Obra milagros.

Besos.

sunny dijo...

toro? escuchaste la pieza del enlace?
espero q la disfrutes...
a justiniano le encanta! ;-)

besos