jueves, 12 de junio de 2008

LA HIJA DE LA NOCHE

Ya más tarde, tomé una callecita oscura y nocturna, con la niebla de los lugares misteriosos. Aquel tipo estaba allí, sentado en una silla, con su mesita delante. Era alto y estaba concentrado. Pero al acercarme levantó la cabeza y sonrió."Estoy construyendo calendarios. Uno solar y otro lunar, ¿sabes lo que es eso?". "Claro -respondí- son máquinas de contar el tiempo". "El calendario solar cuenta las cosas que pasan a la luz del día, las que todos pueden ver. El lunar cuenta los eventos de los que sólo vemos el reflejo, las que no son tan evidentes... ¿entiendes?". "Creo que sí"

3 comentarios:

Ale dijo...

Me tomé la libertad de hacer un enlace de mi espacio al tuyo. Espero estés de acuerdo. Y, por favor, cambia tu foto de perfil. Me cuesta resistir la tentación de tomarme una nave espacial e ir a estrechar esa mano!
Beso,
Ale.

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada atenta…

Yo cuento el tiempo con segundos...
rojos.
Se pueden ver de día y de noche.
Pero jamás se me ocurrirá anotar los segundos transcurridos...
ni los que faltan.

Gracias por tu visita

• saludos
________________________________
CristalRasgado & LaMiradaAusente

sunny dijo...

quedan anotados en el unico lugar en que tiene sentido

si lo buscas, lo verás

abrazos!